Manes: «No me considero un político, doy el paso como ciudadano en un momento trágico»

Recorrió hoy Quilmes y La Plata. Aseguró que su propuesta plantea «un nuevo modelo de país basado en el conocimiento, en no alimentar más la novela de la política».
Manes visitó su lugar de nacimiento, el Hospital «Isidoro Iriarte» de Quilmes, donde fue recibido por médicos y personal del hospital, acompañado por Walter Queijeiro, candidato a diputado provincial y Fernando Pérez, candidato a Concejal.
«La pandemia impacta en la salud física pero también en la salud mental. No se pueden separar. Todos nos angustiamos, pero el personal de salud es uno de los grupos que peor la pasan en estos casos. Fui a hablar con el personal del hospital y los vi muy cansados, estresados, angustiados», resaltó.
En la misma línea, el precandidato se comprometió «a trabajar mucho en la salud mental, porque en la argentina aún no se ha debatido una respuesta importante a la pandemia, casi como la vacunación, que es la salud mental».
«Yo soy médico, vengo a curar, a comprometerme. Así que estoy acá para dos cosas, para contribuir al debate de la Agenda del futuro, de la prosperidad, de la igualdad social, de la racionalidad económica, y para unir a los argentinos. Yo no me considero un político, con todo respeto a la política, yo doy el paso como ciudadano en un momento trágico de la Argentina, con una pandemia en un país frágil y creo que la idea es debatir qué argentina queremos, como vamos a salir de la involución crónica que estamos viviendo. Venimos a plantear un nuevo modelo de país basado en el conocimiento, no a alimentar la novela de la política», agregó.
Más temprano, en declaraciones radiales, Manes aseguró que en los últimos días fue «víctima» de «ataques feroces» y remarcó que iría a reunirse con el presidente Alberto Fernández si éste lo convoca.
El neurocientífico se refirió al manejo de la pandemia por parte del Gobierno Nacional y manifestó que le hizo «ruido» que desde un principio «no se hayan convocado a expertos de todos los sectores para combatirla».
«La pandemia ha demostrado con desparpajo la pobreza y la economía en Argentina», afirmó en declaraciones radiales y sostuvo que «el impacto psicológico de la pandemia va a durar más que la pandemia, entramos en una década de COVID».
Respecto al nivel de discusión que sobrevuela en el país, expresó: «Lamentablemente veo una lucha de facciones en cada tema y no un pensamiento crítico ni una convocatoria a todos los sectores».
Además, se refirió a lo que ocurre en algunas provincias del país con especial preocupación: «Me preocupa más Santa Cruz que Venezuela. En Santa Cruz se manipula el sistema electoral. La mayor fuente de trabajo es el empleo público municipal o provincial. Hace años que en Santa Cruz no se completa el ciclo lectivo».
En cuanto a su vocación política, expresó: «Toda mi vida traté de ayudar a la gente. Las discusiones entre los políticos no ayudan a solucionar los problemas de los argentinos».
A la vez, hizo referencia a la situación del país y al camino de salida que considera necesario atravesar para superar la pandemia y dejar atrás el estancamiento económico: «Somos un país pobre. No vamos a poder reducir la pobreza si no hacemos una inversión en el desarrollo humano. Necesitamos un acuerdo del 60 o 70% de toda la política».
Y agregó: «Este no es un proyecto mío, es un proyecto colectivo para convocar a los argentinos para que no haya dos extremos que sean anti. Yo me veo siendo parte de un proyecto colectivo en 2023 para que de vuelta la página de la decadencia crónica de Argentina».
«Nunca fui funcionario de Vidal, asesoramos de manera ad honorem como lo hicimos con otros gobiernos. Alberto Fernández nunca me convocó. Iría si lo hace. Vengo a discutir una nueva agenda y a unir a los argentinos. Yo hablo y voy a hablar con todos», concluyó.