Más de 4,27 millones de turistas recorrieron el país

Durante el fin de semana largo por el Día del Respeto a la Diversidad Cultural se movilizaron en todo el país 4.273.500 turistas y excursionistas, los que gastaron 17.718,5 millones de pesos, un 55,7% más que en la misma fecha de 2019 y la cifra más importante de la última década para este feriado, con ocupación plena en numerosos destinos, lo que confirmó el furor por el turismo luego de flexibilizarse las restricciones sanitarias en el sector, impuestas en la pandemia por el Covid-19.
El gasto diario de los turistas fue de 2.700 pesos per cápita y la estadía media fue de 3,3 días, con un gasto total de 14.701,5 millones de pesos, lo que significó un 334,5 por ciento más que el mismo período de 2019, según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), entidad que puntualizó que “nunca un octubre se había visto tanta gente viajando, lo que deja un panorama muy alentador de lo que podría ser el verano».
Sobre el tipo de alojamiento, el 41% prefirió hotel, el 33% ocupó un inmueble de su propiedad y el 17% alquiló un departamento, casa o cabaña. En este marco, el 61,6% hizo reservas previas.
Hubo ocupación plena en las provincias de Neuquén, Mendoza, Entre Ríos, Salta, San Luis, Chubut, Catamarca, Corrientes y Misiones, mientras que en los principales y tradicionales destinos turísticos la ocupación fue la siguiente: Bariloche, 100%; Villa Gesell, 93%; Iguazú, 90%; Calafate 85%; Mar del Plata y Ushuaia 80%.
Jurisdicción por jurisdicción, en la provincia de Buenos Aires se registró ocupación completa en la localidades de Pinamar y San Pedro, a la vez que en Cariló fue del 95%; Tandil, del 92%; San Clemente del Tuyu, del 87%; y Necochea, del 86%. Además, al Partido de La Costa arribaron más de 141 mil turistas, lo que representó un 65% más de visitantes que en el mismo fin de semana largo de 2019.
En la Ciudad de Buenos Aires la ocupación hotelera fue del 51%, el porcentaje más alto desde el 8 de diciembre del 2020 cuando se empezó a habilitar el turismo nacional tras la pandemia. En 2019, en el mismo período había sido del 70%.
En tanto, en Córdoba la mayor ocupación se registró en Villa General Belgrano, con 100% y le siguieron Santa Rosa de Calamuchita, 96%; Villa Carlos Paz, Cosquín y La Falda, 85%; y Córdoba Capital, 66%. En Jujuy, La Quebrada de Humahuaca registró un 90% y en Santiago del Estero, las Termas de Río Hondo también un 90%. Por su parte, en Tucumán, hubo una ocupación del 92% en Tafí del Valle; 90% en Yerba Buena y San Javier; y 79% en la capital San Miguel.
En San Juan, hubo ocupación total en Pocito y Calingasta; 95% en Jáchal; y 90% en Valle Fértil e Iglesia. En Río Negro hubo un 98% en El Bolsón y un 80% en Las Grutas. En Santa Cruz, un 95% en El Calafate y 92% en El Chaltén. En Santa Fe, un 95% en Rosario y 90% en la ciudad capital. En Chaco, un 85% en Resistencia.
En cuanto a los medios de transporte utilizados, el 43% lo hizo en su propio vehículo; el 31% en micro de larga distancia; el 17% en avión y el 2,5% en tren.
La Terminal de Omnibus de Retiro registró del jueves al sábado último un total de 1.913 servicios. A su vez, entre viernes y este domingo, hubo nueve servicios de trenes que llevaron a 4.400 pasajeros a cuatro destinos: Chascomús-Mar del Plata; San Pedro-Rosario, Córdoba y Tucumán.
En relación al transporte aéreo, el jueves último hubo 177 vuelos de cabotaje y el viernes otros 194, entre todas las líneas que operan en el país. En esa dirección sólo por Aerolíneas Argentinas, 54 mil personas compraron su ticket para distintos destinos nacionales con salidas entre jueves y sábado.

Destino por destino

En cuanto a destinos turísticos, San Carlos de Bariloche estuvo en un 100%, según el informe que no precisa cantidad de camas (en la prepandemia tenía unas 30.000), y un dato curiosos suministrado por fuentes del Minturdep fue que el partido bonaerense de La Costa, con 161.000 turistas, superó a Mar del Plata como el destino más visitado en esta oportunidad.
También se registró alta ocupación hotelera en Villa Gesell, 93%; Iguazú, 90%; Calafate 85%, y Mar del Plata y Ushuaia 80%, en tanto la Ciudad de Buenos Aires estuvo en un 51%.
En la Ciudad de Buenos Aires, «la ocupación hotelera fue del 51%, el porcentaje más alto desde el 8 de diciembre del 2020 cuando se empezó a habilitar el turismo nacional tras la pandemia»,
Si bien esta metrópolis es el mayor destino turístico del país (con unas 70 mil plazas hoteleras en la prepandemia), en los fines de semana largos se convierte en un mercado mayormente emisor y no tan receptivo.
Sobre el tipo de alojamiento, el informe de la CAME señala que que «el 41% prefirió hotel, el 33% ocupó un inmueble de su propiedad y el 17% alquiló un departamento, casa o cabaña», y que «el 61,6% hizo reservas previas».
Uno de los grandes movilizadores de turistas en este fin de semana fue el programa PreViaje II, del Minturdep, que alcanzó a 1.050.015 personas y en sus primeras tres semanas registró ingresos de comprobantes por más de 18.000 millones de pesos, lo que representa un 70% más que el total de facturación de su primera edición, en 2020.

PreViaje

Por otra parte, el programa PreViaje, del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, alcanzó a 1.050.015 en su segunda edición. En sólo tres semanas, ya se ingresaron comprobantes por más de 18.000 millones de pesos, lo que representa un 70% más que el total de facturación en 2020.
En ese marco, el 50% corresponde a agencias de viajes, el 32,8% a alojamientos y el 14,3% a líneas aéreas. Además, más del 62% del valor de las facturas ingresadas se vincula con viajes para el mes de noviembre.
Similar efecto tuvo el PreViaje PAMI, su versión para la clase pasiva, que ofrece un 70% del reintegro de sus gastos, ya benefició a 85 mil personas mayores, inyectando más de 1.400 millones de pesos al sector turístico.
Otro factor importante a nivel país fue que todas las provincias lanzaron campañas de alcance nacional para captar turistas y permitieron el acceso sin restricciones -con protocolos y aforos-, a lo que se sumó la avidez de viajar de los argentinos luego de las restricciones a los viajes desde la llegada de la pandemia.
Lo exitosos de este penúltimo fin de semana largo del año, que generalmente se toma como un termómetro de lo que será el verano a nivel turístico, generó mucho entusiasmo en el sector para los meses venideros.