Respaldo de la UCR para nombrar «Raúl Alfonsín» al Paseo del Bajo

Dirigentes y militantes radicales respaldaron en la Legislatura porteña el proyecto que promueve que el Paseo del Bajo lleve el nombre del expresidente Raúl Alfonsín.
El apoyo se dio durante la audiencia pública en torno a la iniciativa, impulsada por el legislador de la UCR Ariel Álvarez Palma, que dispone que «se denomine Presidente Dr. Raúl Ricardo Alfonsín a la autopista que une la Autopista Dr. Ricardo Balbín con la Autopista Presidente Dr. Arturo Umberto Illia».
La primera expositora fue presidenta de la UCR-Capital, Mariela Coletta, quien sostuvo que “Alfonsín es un símbolo para toda la Argentina. Es un demócrata en el mayor sentido de esa palabra y nos persuadió que la democracia es una decisión ética”.
Por su parte, el abogado, político y miembro de la Cámara Federal que llevó adelante el Juicio a las Juntas en 1985 Ricardo Gil Lavedra sumó su voz de respaldo y remarcó que el expresidente “representa lo mejor del hombre político, por su austeridad, su modestia, su vocación de servicio incansable, todos valores sustanciales en un régimen democrático”.
“La decisión de enjuiciar a los máximos responsables de los crímenes de la dictadura permitió que la democracia argentina comenzara a construirse sobre la base del imperio de la ley y sobre la base del respeto al estado de derecho”, agregó.
En rigor, la iniciativa recibió una sanción inicial con 50 votos afirmativos de los legisladores en la sesión del 2 de septiembre pasado; no obstante por encuadrarse en las normas denominadas «de doble lectura», requiere de una audiencia pública y un segundo debate en el recinto para su aprobación final.
El expediente, asimismo, contempla la derogación de la ley 1198, que data del 2003 y estableció que la autopista proyectada para recorrer el Bajo porteño tenga el nombre de «Brigadier General Juan Manuel de Rosas».
De acuerdo a la normativa porteña, la designación de calles o lugares públicos con nombres de personas no puede aprobarse antes de que hayan transcurrido diez años del fallecimiento de la figura a homenajear.
«Bautizar con el nombre de Raúl Alfonsín a una de las obras más importante que realizó la Ciudad de Buenos Aires en los últimos años es más que un merecido homenaje a quien fuera el Padre de la Democracia y un ejemplo para muchos de los que comenzamos a militar allá por los años ochenta», expresó Álvarez Palma.