Santilli a Aníbal Fernández: «No va más meterse con los hijos y la vida privada de un ciudadano»

Cruzó al ministro de Seguridad por sus dichos sobre los supuestos subsidios que, según afirmó, recibe una escuela privada porteña a la que asisten las hijas del historietista Cristian Dzwonik, más conocido como «Nik».
«Muchas escuelas y colegios de la CABA reciben subsidios del estado y está bien. Por ejemplo la escuela/colegio ORT. ¿La conoces? Si que la conoces… O querés que te haga un dibujito? Excelente escuela lo garantizo. Repito… Lo conoces?», desafió el funcionario nacional, ante una crítica por la política del Gobierno de reparto de heladeras, garrafas y viajes de egresados. .
El tuit de Fernández fue interpretado por muchos dirigentes de la oposición como una supuesta amenaza al creador de «Gaturro» por mencionar información sobre sus hijas, e incluso cosechó críticas de altos mandos del Gobierno, como el jefe de Gabinete Juan Manzur.
«Señor Ministro de Seguridad de la Nación: No va más meterse con los hijos y la vida privada de un ciudadano que no piensa como ustedes. La sociedad dijo basta fuerte y claro. Se nota que no escucharon ni entendieron», disparó Santilli, sumándose a la polémica.
El candidato a diputado nacional de Juntos por la Provincia de Buenos Aires fue el orador de un acto en el Palomar para pedir que la terminal aérea de pasajeros ubicado en ese barrio del municipio de Morón vuelva a funcionar.
«Hoy los bonaerenses están diciendo: abramos las puertas de «El Palomar». Vamos a luchar todos los días para que El Palomar vuelva a abrir: para que los bonaerenses puedan viajar, conocer, subirse por primera vez a un avión, para poder tener trabajo, tener futuro y oportunidades mejores. No vamos a claudicar», arengó el ex vicejefe de Gobierno porteño.
En el lugar se hicieron presentes el presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo; y los intendentes de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y de Vicente López, Jorge Macri.
«El Palomar representa miles de puestos de trabajo: mil puestos directos, 5600 puestos indirectos. Trabajo futuro, conectividad, y nos lo quitaron de un plumazo. Nos lo quitaron porque sí, dado que no hay una razón justificada», lamentó Santilli.