Semana de negociaciones con el FMI

Martín Guzmán encabezará junto al presidente del BCRA, Miguel Pesce, y los respectivos equipos técnicos, encuentros con el staff del FMI liderado por Julie Kozack y Luis Cubeddu.
«Se trabajará en aspectos técnicos de las negociaciones sobre un programa que reemplace al fallido programa Stand By, negociado por el Gobierno de Juntos por el Cambio», indicaron desde el Palacio de Hacienda.
Asimismo, el martes Guzmán se reunirá con la propia Georgieva, se confirmó en forma oficial.
Guzmán arranca una visita de varios días al FMI, justo cuando el organismo profundiza el debate sobre el futuro de Georgieva, señalada de haber favorecido a China cuando ocupaba un alto cargo en el Banco Mundial.
El directorio ejecutivo del FMI decidió el viernes profundizar la investigación, que puso en alerta a la administración norteamericana de Joe Biden.
El ministro de Economía participará así de la Asamblea que se extenderá esta semana en formato híbrido, virtual y presencial.
Se quedará en la capital estadounidense hasta el jueves para también continuar las conversaciones para la refinanciación del préstamo de USD 45.000 millones.
El viernes, Guzmán prevé trasladarse a Nueva York para reunirse con inversionistas, antes de volver a Buenos Aires.
En tanto, la investigación alega que Georgieva, como CEO del Banco Mundial en 2017, aplicó una «presión indebida» sobre el personal para alterar datos en el ranking del «Doing Business», una lista de competitividad de los países para hacer negocios.
El objetivo supuestamente era elevar a China del puesto 85 al 78 en el ranking global, y así beneficiar a la segunda economía mundial.
Pero Georgieva niega de plano las acusaciones y prometió ejercer una firme defensa.
El FMI dijo que el directorio ejecutivo había hecho «importantes avances» en la investigación, aunque decidió «pedir más detalles aclaratorios».
De esta manera, posterga la definición sobre la continuidad de Georgieva al frente del organismo, mientras el gobierno de Estados Unidos insinúa haberle retirado el apoyo a la funcionaria búlgara.
Los problemas de Georgieva son una mala noticia para la Argentina, ya que Guzmán mantiene estrechos lazos con la hasta ahora mandamás del FMI, que apoya el intento de renegociación de deuda de la Argentina.